¿por qué se cae el pelo en el postparto?

¿Nunca te has fijado en el pelazo que lucen la mayoría de las embarazadas? Si estás o has estado embarazada seguro que también lo has notado. Durante los meses de gestación el cabello suele volverse más fuerte y brillante, y además se cae mucho menos. El problema llega cuando, unas semanas después de dar a luz empieza a caerse en cantidades alarmantes para la mayoría. Tranquila, no pasa nada, es normal y volverá a lo que era.

paula echevarría-melena

El pelazo del embarazo es comparable al de Paula (fuente: telecinco)

Como con casi el 100% de lo que nos sucede durante el embarazo, las hormonas son las causantes de estos cambios en nuestra melena: los altos niveles de estrógenos hacen que la mayoría de los cabellos se mantengan en fase de crecimiento. Además, también se produce un aumento del volúmen sanguíneo y por tanto una mayor vascularización del cuero cabelludo. Esto se traduce en lo que te decía: un pelazo.

El problema viene cuando nace el bebé y nuestras hormonas vuelven a sus niveles normales de no-embarazo. Entonces, horror, todo el pelo que no se había regenerado en 9 meses comienza a caerse. Sabemos que da mucho susto ver tantos pelos en el cepillo, en la almohada o en el suelo del baño. Pero no te preocupes, no te vas a quedar calva. Ese cabello que se cae es el que se supone que tendría que haberse caído en los meses anteriores, y se cae para dejar paso al nuevo que nace. Lo que sí que te aviso es que, cuando todo el cabello nuevo comienza a crecer, te puedes encontrar con que tienes dos melenas a diferentes alturas: la «antigua» y la «nueva». Por eso muchas chicas que tienen melena deciden meter tijera y cambiar de look (¿a que conoces a alguna chica que lo haya hecho?).

caida cabello postparto cepillo

La lástima es que no dura para siempre… (fuente: blastingnews.com)

Si la caída del cabello tras haber tenido un bebé te preocupa, algunas recomendaciones que hacen los especialistas en la materia son:

  • Recuerda que es algo fisiológico y es imposible evitar que se caiga (se tiene que renovar). Comenzará a caerse unas cuantas semanas después de haber dado a luz, y puede prolongarse durante meses (el pico suele estar alrededor de los 4-6 meses). De todos modos, si después de un año continúas perdiendo cabellos al mismo ritmo, es hora de acudir al dermatólogo.
  • No dar pecho tampoco lo previene, lo siento. Eso es uno de los cientos de falsos mitos que circulan por ahi…
  • Come sano. El bulbo capilar se nutre de vitaminas, no te olvides de proporcionárselas.
  • Evita en la medida de lo posible el secador y la plancha. El calor que producen puede hacer que tu cabello parezca más fino y castigado. Ojo también con cepillarte el pelo muy bruscamente.
  • Utiliza productos que aporten volúmen a tu melena. No harán que se te caiga menos el pelo, pero sí puede disimularlo.

Si aún así no te encuentras cómoda con el aspecto de tu melena, ¿por qué no aprovechas para hacerte un cambio? ¿Quién sabe si gracias a esto no vas a probar el look que nunca te habías atrevido a hacerte y te acaba encantando? ¡Melena al viento y disfruta el momento!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *